¿Y quién soy yo?

Tengo una imagen mía grabada en la cabeza, de cuando era pequeñito, estando tranquilo, en mi cuarto, jugando horas y horas al TENTE. Recuerdo que quería ser el mejor arquitecto del mundo y que además iba a ser baloncestista, de los famosos…pero ese sueño se acabó a los 17 años.

¿Qué fue lo que pasó? 

No recuerdo bien cuál fue el germen de todo lo que sucedió desde entonces, pero me sentí muy perdido en la vida. Comencé a tomar actitudes que iban en mi contra pero aunque no me diera cuenta, creo que todo me estaba llevando hasta el punto en el que me encuentro ahora.

Desde esa época tomé muchas y grandes decisiones. En un alarde de inteligencia, dediqué mi época universitaria a “estudiar” la carrera de Física… y me reía… porque en Selectividad había sacado un 2 en dicha asignatura.

Otro de mis grandes momentos fue cuando me propuse no hacer el Curso de Adaptación Pedagógica cuando llevaba 7 años siendo profe de clases particulares y me gustaba mucho la enseñanza…

También pensé que lo mejor para mi era mudarme a Madrid, para trabajar como Informático, cuando es algo que siempre he odiado…  y para terminar de completar…estuve viajando a mi ciudad natal (Córdoba) durante 9 años, 3 semanas por mes aproximadamente para mantener mi grupo de música que he tenido durante 15 años y que era una de mis grandes pasiones.

He estado muy despistado en la vida… o a lo mejor no, ya que siempre recordaré un 11 de Enero como el día que cogí las riendas de mi vida y me propuse cambiarlo todo. Cambié mi físico, cambié mentalmente y cambié emocionalmente pero lo que no me daba cuenta, es que todos los caminos que estaba escogiendo me estaban sirviendo para llegar a la gran decisión de mi vida cuando se presenta un ERE en mi empresa. Tras pensarlo mucho y estar lleno de dudas…llego a comprender que o seguía dejando que dirigieran mi vida o daba el giro definitivo y la dirigía yo… por lo que termino por solicitar la baja voluntariamente para ser fotógrafo…y sin formación. ¿¿¿¿Fotógrafo????

Fue una época muy dura y con mucha presión por tomar un riesgo tan grande. Pero ocurrió algo que lo cambió todo. Un día de agosto entré en MAD PHOTO para ver la escuela y salí de allí con la adrenalina muy alta. Estaba tan nervioso que me fui a andar a la calle para reordenar mi mente…y por fin ocurrió.

Lo que pasó fue que mi estómago, de repente se movió solo, con una sensación muy grande de cambio. Acto seguido me empezaron a venir imágenes a la cabeza de manera que todo se conectó, comencé a tener unas sensaciones muy extrañas y por “inspiración divina” entendí, por fin, que todo lo que había hecho en mi vida estaba bien hecho y me había llevado hasta este punto, en el que con 36 años me doy cuenta que lo que yo soy es fotógrafo.

Me puse a llorar como una magdalena, como mezcla de alegría por que ya por fin había encontrado el sentido de mi vida pero a la vez de tristeza porque había tenido que pasar por mucho para poder llegar hasta aquí.

Así que así soy yo. Un chico que hace relativamente poco se ha encontrado a sí mismo y que tiene toda la ilusión por ser el mejor fotógrafo del mundo… como cuando era pequeñito… con lo cual, si coincidimos en la vida… sabrás que te llevarás de mi toda la ilusión del mundo y el hacer las cosas con todo el amor que pueda dar… porque ahora se que esta es la pasión de mi vida.

¿Quieres tener un recuerdo así para toda la vida?

CHARLEMOS